Pandilla 'Los Olivos' | Resumen del Libro En las calles otra vez

En 1991 fue publicado el libro de En las calles otra vez: Las bandas identidad urbana y usos de la comunicación por la Dra. Rossana Reguillo Cruz, una doctora de Ciencias Sociales la cual se especializó en los estudios de la juventud, la ciudad como espacio social y el miedo como construcción social.

Parte de la investigación que realizó habla sobre nuestra colonia, más específicamente de una pandilla llamada “Los olivos” de la cual además surgen los Fresno Skate Never Die (FSND) los cuales han pintado murales a lo largo y ancho de nuestras calles además de que también participaron en la remodelación del Mercado Corona en el 2018. $ads={1} Volviendo a la investigación y a la pandilla de los Olivos la banda se fundó en el año de 1945, el centro del territorio lo constituía la calle de Olivo y Tabachín en donde los jóvenes preferían juntarse y eran un grupo de aproximadamente 50 individuos que oscilaban entre los 17 y 23 años.

Los mismos fueron introducidos a la banda desde los 7 años algunos por hermanos mayores y parientes, este grupo contaba con su propio nombre los “Killers” posteriormente al cumplir los 13 años se incorporaban a “Los chicanos” y finalmente a los 17 pasan a formar parte de “Los olivos”.

Boletín ¡Que Role! y radio UDG

La banda de los Olivos contaba con una revista impresa llamada “¡Que role!” la cual tuvo su primera edición en marzo de 1984 y también organizaban eventos, conciertos, exposiciones de arte y pintura entre otras cosas. Además también un par de programas producidos por la misma banda fueron difundidos a través de XHUG radio Universidad de Guadalajara en 1988.

La desnutrición en nuestra comunidad crecía de manera alarmante, la muerte, el desempleo, el deterioro educativo y las vías alternas para buscar sobrevivir, orillaron a la juventud (Que fue la más vulnerable ante estos sucesos), a refugiarse en los "barrios".

Las actividades económicas del barrio se centraba en talleres de laminado y pintura, reparación de bicicletas, tapicería y carpintería, pequeñas empresas familiares como cenadurías improvisadas en las mismas calle, venta de dulces y fritangas.

Los conflictos se daban principalmente con "Los fantasmas" pandilla de la misma colonia, y con los de la Morelos. El rol de las mujeres en la colonia era el de amas de casa, mientras los jóvenes se desempeñaban como cargadores en el mercado de abastos y ayudantes de taller.

La compra-venta de drogas es una práctica regular de la banda, entre las drogas de uso común, están la mariguana, los inhalantes y las pastillas estimulantes o depresivas.

1 Comentarios

Publicar un comentario
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más